Formación Vida Plena

Medita con Albert

1. Meditación para experimentar la calma del instante presente

Esta meditación te invita a usar el instante presente para vivir en él. Cada instante, independientemente de lo que ocurre en la forma contiene la totalidad, la unión, la perfección. La calma sostiene cualquier forma de ajetreo. No tienes que forzarte en calmarte. Experimentarla solo depende de tu aceptación de ella, de mirar todo lo que sucede y mirar más allá de ello.

2. Meditacion plenitud de Ser.

Esta meditación te lleva a observar las manifestaciones de Vida en la tierra. Te invita a conectar con la evidencia de estar vivo, a sentir la vida en cada instante. La vida es lo que esencialmente Somos. Podemos ser conscientes de la vida que somos y observar que no podemos mejorar, que somos perfección en sí. La existencia Es, no juzga, no se resiste. Por eso, cuando no juzgamos nos encontramos a nosotros mismos.

4. Meditación dejarse en paz.

Esta meditación te invita a liberar al mundo y a ti mism@ de tus expectativas. Te lleva a dejar en paz el futuro para quedarte gozando de la paz del presente.

5. Meditación no intentar nada.

Esta meditación te invita a no intentar modificar nada de la experiencia presente. Te lleva a viajar por tus sensaciones agradables y desagradables, por tus deseos, tus agradecimientos. Te acompaña a observar tu vida desde más allá de tu personalidad. Te invita a que te atrevas a aceptar la ignorancia, a vivir sin tus significados e interpretaciones y a asumir la responsabilidad de tu experiencia humana.

3. Meditación observar el sentir.

Esta meditación te invita a conectar con el agradecimiento y a entregarte a no juzgar a nadie, incluido a ti mism@. Te acompaña a pedir ayuda a tu parte sabia para que el instante presente sea libre de interpretaciones. Te brinda la posibilidad de permitirte sentir y pensar tal y como sientes y piensas. Asimismo, te lleva a escuchar el silencio lleno, a sentir el amor en todo, a sentirte unid@ a todo.

6. Meditación no dualidad.

Esta meditación te invita a sentir la vida que hay detrás de la vida física y abrir el corazón a cualquier situación y pensamiento. Te lleva a atender el estado de Ser, el agradecimiento y a contemplar la parte que puede contemplar todo lo que sucede.  Te conduce al descanso y a la fascinación del instante presente, para que en vez de pensarlo lo puedas realmente vivir. Te invita a abrazar el misterio, la ignorancia y a descubrir como puedes estar en paz con tu personalidad.

7. Meditacion  presencia.

8. Meditacion eterna.

Esta meditación te invita a darte cuenta de la meditación permanente, cambiando nuestra perspectiva acerca del mundo. Te lleva a mirar desde el Ser para reconocerte en él. Te invita a darte cuenta que todo lo que percibes es una forma de amor, aunque a veces sea de forma desagradable, no deseable. Siempre nos relacionamos con la conciencia, con el amor.

9. Meditacion atender la meditacion.

Esta meditación te invita a atender aquello que es invisible a tu percepción. Sin rechazar lo que estamos percibiendo, te invita a poner la atención en aquello que no percibimos, dirigiéndonos hacia el silencio, hacia la paz. Te lleva a descubrir lo inalterado, insonoro, intangible e invisible sin necesidad de acallar ningún pensamiento ni sensación.

10. Meditacion permiso para Ser.

Esta meditación te lleva a conectar con tu respiración, tu sentir, tus pensamientos y tus emociones tal y como se están dando. Te invita a que te des permiso para pensar, sentir y hacer tal y como piensas, sientes y haces. Te brinda el espacio para que te permitas el estado en el que estás, sea cual sea, permaneciendo consciente del silencio vivo que habita en ti.

11. Meditación silencio profundo.

Esta meditación te invita a entrar en la quietud que hay bajo toda percepción. Te lleva a descubrir como debajo de cualquier experiencia existe una presencia espiritual. Te brinda la posibilidad de abrirte a vivir la experiencia terrenal totalmente, sin miedo, atendiendo el silencio y la paz que subyace bajo cualquier percepción. Te invita a quitarle gravedad, importancia y especialismo a la experiencia y a valorar la paz y la quietud eternas. Te lleva a usar la inquietud como una invitación para atender el silencio que hay más allá de cualquier experiencia y a valorar y agradecer la vida que hay más allá de nuestros significados, de lo que aparentemente ocurre en el mundo de la forma.

12. Meditacion atender las emociones.

Esta meditación te invita a darle la bienvenida a las emociones. Te brinda un espacio de autocuestionamiento: ¿Qué es lo que no quiero sentir? Te recuerda que cuando rechazamos las emociones estas se quedan en la sombra. Estar en la emoción, aclimatarse a su intensidad, a su energía es estar presentes con ella. Te lleva a la honestidad para que reconozcamos que no queremos sentirla pero que, a su vez, existe dentro nuestro y que por ello es sanador sumergirse en ella. Al habitar la emoción y permitir que esta se exprese, poco a poco podemos experimentar cómo se va disolviendo. Te lleva a descubrir cómo puedes entregarla a la presencia, sin prisas, sin exigencias, sin drama y a permitir que la sanación se de a su tiempo.

13. Meditacion consciencia emociones.

14. Meditación atender el presente.

Esta meditación te invita a prestar atención a tu respiración, descubriendo matices y sutilezas que se dan cuando respiras conscientemente. Te invita a que descubras que este instante no puede mejorar ni empeorar. No podemos ser más felices o menos. Este instante es el único que existe. Podemos descansar en él.

15. Meditación dejarse caer en el presente.

16. Meditación entregarse a la luz.

Esta meditación te lleva a entregar a la parte sabia de tu mente, a la parte conectada de tu mente, todos los obstáculos que nos impiden experimentar la felicidad y la luz del Ser. Estos obstáculos suelen ser nuestras interpretaciones del mundo, nuestras percepciones subjetivas. Te lleva a que reconozcas la luz interna para poder experimentar la seguridad, la confianza y el agradecimiento. Te invita a que entregues tus conflictos, tus percepciones, tus juicios y tus opiniones a tu parte sabia, a tu luz eterna. De esta forma, te permites perderle el miedo a tu sentir, a tus emociones, a tus pensamientos y te haces consciente que cuando todo sale a la luz de tu consciencia, puedes entregarlo a esta presencia interna. De esta forma, te puedes dedicar a vivir i a construir proyectos mientras entregas tus malestares a esta luz infinita de consciencia.

17. Meditació fortalesa instant present.

Esta meditación te lleva a habitar el instante presente, a aterrizar en él y a dejarte abrazar por su fortaleza. Te descubre cómo el instante presente tiene la capacidad de albergar cualquier evento de tu vida, de modo que ocurra lo que ocurra el presente siempre permanece eterno, en paz. Te lleva a relajarte en tu paz, en tu conflicto, en tu calma y en tu tensión ya que la esencia del presente lo asume todo. Te invita a agradecer tu voluntad de crecimiento personal, tu proceso, a las personas que te acompañan, el hecho de Ser.

18. Meditación dejar ir significados.

Esta meditación te lleva a tomar consciencia de que el instante presente está vivo. Te invita a observar que cuanto menos lo juzgamos, lo interpretamos y lo argumentamos, más fácil resulta vivir la plenitud del instante presente. Te acompaña a observar tus quejas, necesidades, indignación, rechazo, etc, para así poder soltarlas en beneficio de poder experimentar la plenitud y la vitalidad del presente. La perfección del presente no se basa en lo que sucede sino en lo que el instante Es ya que no se ve afectado ni alterado por nada. Te lleva a que te des cuenta que los pensamientos de escasez, de queja, de perfeccionismo solo buscan negar la plenitud del presente y ofrecerte una experiencia de búsqueda personal constante que te aleja de la plenitud. Siempre podemos decidir dejar de juzgar, de interpretar, de opinar para así poder vivir lo que el instante presente te ofrece.

19.Meditación descansar en la no paz.

Esta meditación te invita a mirarte sin juicio para que te des cuenta de lo que estás realmente sintiendo. Te recuerda que la vida nos mira sin juicios, sin opiniones. Te recuerda que al mirarte aceptando lo que sientes y no pretendiendo que sea distinto a lo que es, subimos nuestra vibración a la vibración de la vida ya que estamos amándonos tal y como la vida hace. No tienes porque sentir algo distinto a lo que estás sintiendo ya que simplemente es lo que está sucediendo y por lo tanto es lo mejor que puedes sentir en este instante. Observa que al permitir lo que sientes, te relajas. No es ningún problema no estar en paz, por lo que puedes descansar en la no paz. Puedes desear estar en paz, no sufrir, y a la vez aceptar que no estás en paz. De esta forma, liberas al instante presente de tus expectativas y desde ahí, te abres a permitir que tu sentir, tus miedos, tus sombras, tu desconfianza, tu rechazo, etc. sean tal y como son. Te acompaña a que te des el lujo de experimentarte plenamente human@ ya que tu esencia permanece inalterada frente a tu dolor, tu desconfianza, tus dudas, tus miedos, etc. Nos podemos permitir todo lo que ocurra ya que nuestro espíritu es invulnerable. Desde ahí, sin hacer nada más que abrirnos a permitirlo todo, ocurre que la confianza nos abraza, los celos desaparecen y experimentamos felicidad y calma.

20. Meditación amarme incondicionalmente.

Esta meditación te lleva a conectar con el instante presente a través de ponerle conciencia a todas las sensaciones corporales. Te propone observarlo todo desde fuera, como un espectador. Te invita a que observes tanto la comodidad como la incomodidad, la idea que tienes de ti mism@, tu propia capacidad de observación y te lleva a que te des cuenta que cualquier emoción, pensamiento y sensación física son vivibles. Al observar sin juicio y sin esfuerzo, ocurre la plena aceptación de todo lo que observas, ya que todo se va bañando de conciencia y del poder de la presencia. Te lleva a observar el miedo, las emociones desagradables y la incomodidad para que descubras que ninguna experiencia puede alterar tu esencia. Esta observación consciente te permite experimentar integridad y liberación. Al mirar de verdad dejas de tapar con estrategias mentales y te abres a permitirte plenamente tu experiencia humana. Desde ahí, experimentas el amor incondicional que la vida te ofrece a cada instante. Desde ahí descubres como todas tus reacciones inconscientes o infantiles son aceptadas y amadas por la vida y, por lo tanto, ninguna de ellas representa una amenaza para el Ser que eres.

21. Meditación la vida no espera nada de ti.