Formación Vida Plena

Medita con Neus

1. Meditación conectar con tu esencia.

Esta meditación te invita a que te quedes observando, sin nada más que hacer. Te lleva a contemplar las percepciones más sutiles y a cultivar una mirada amorosa hacia ti mism@, habitando tu respiración, tu sentir. Te invita a dejar de querer cambiar lo que existe y a amarlo completamente, llevándote constantemente a conectar con todas las sensaciones corporales. Todo fluye a través de ti si lo permites.

2. Meditación habitarte en presencia.

Esta meditación te lleva a conectar con tu cuerpo, tu respiración y tus pensamientos. Te lleva a atender el momento presente tal y como es, para que descubras que es desde ahí desde donde nace la verdadera conexión con tu esencia, la gratitud, la compasión, el amor y la sensación de plenitud. Si no estás experimentado esto, te lleva a que no pretendas estar en ningún lugar distinto al que estás. Abriéndote a aceptar tu momento presente tal y como es, sin rechazar nada, es cuando permites que lo que está sucediendo suceda tal y como está sucediendo, y desde ahí, es desde donde sientes paz y descanso. Descubres como todos los pensamientos, las tensiones físicas, las expectativas, los miedos, las sensaciones son bienvenidas. Te invita una y otra vez a permitir todo lo que ocurre y te recuerda que la paz siempre está presente, aunque no la estés experimentando. Te lleva a abrirte a la ignorancia y a descansar en el no saber. Finalmente, te lleva a descubrir que no existe la dualidad bueno/malo, correcto/incorrecto y a sacarle gravedad a todo, ofreciéndote un descanso y una paz reales.

3. Meditación abrirte al sentir.

Esta meditación te invita a conectar con tu respiración y tu sentir, para regalarle espacio interno en todo el cuerpo. Te lleva a descubrir como todo lo que encuentres a nivel interno forma parte de tu experiencia presente y lo puedes abrazar, lo puedes permitir, sin pretender nada más. Te lleva a conectar hondo con tu respiración, guiándote para ir más y más profundo dentro de ti. Te invita a conectar con tu corazón y a encontrarte con el amor incondicional, la plenitud, la compasión. Un encuentro único, genuino y verdaderamente auténtico con tu esencia.

4. Meditacion descubriendo la inmensidad.

Esta meditación te lleva a respirar profundo para conectar con la inmensidad que eres, que somos y que es. Te invita a conectar con algo que va más allá de tu cuerpo físico y de tus límites mentales. Te lleva a habitar tu grandeza, tu pureza para que te abras a cruzar el miedo que no te permite saborear tu infinidad y tu luz. Te invita a dejar de cuestionar y de tu ocultar tu naturaleza inmensa, para que te abras y descubras plenamente la grandeza del Ser que eres.

5. Meditacion Permiso para equivocarte.

Esta meditación te lleva a descubrir que cuando habitas tu presente y te das permiso para ser tal y como eres es cuando experimentas verdadera paz. Cuando permites que lo que está sucediendo ocurra sin necesidad de que sea distinto es cuando te puedes relajar. También te lleva a descubrir que cuando aparece el pensamiento debería ser distinto y te lo crees es cuando sufres. Cuando te das permiso para “equivocarte” es cuando puedes relajarte, ya que te abres a gozar de lo que estás haciendo independientemente de los resultados y de la aprobación de los demás. Desde ahí te accionas desde el corazón y simplemente eres. Asimismo, te invita a abrirte a la posibilidad que nunca puedes hacer nada malo ya que la maldad no existe. Finalmente, nos recuerda que siempre actuamos desde lo mejor que sabemos con los recursos que tenemos.

6. Meditación Abrir el corazón.

Esta meditación te invita a conectar con el corazón y el campo magnético. Te lleva a sentir tu pecho corazón y a que le des la bienvenida a lo que sea que te llegue: presión, cierre, punzadas, nada, lo que sea… Te invita a que descubras como tu naturaleza esencial está abierta y disponible a aceptar y amar lo que ocurre a cada instante, sin excepción. Te lleva a revisar con honestidad y compasión cuales son aquellas parcelas de tu vida que no estás dispuest@ a amar. Desde ahí, te acompaña a sacarle gravedad, dándote cuenta que tus creencias son las que no te permiten amar. Te invita a decidir mirarlas y a soltarlas. ¿Estás dispuest@ a aceptar la vida tal y como es? ¿Estás dispuest@ a amarte y aceptarte tal y como eres?

7. Meditación para conectar con la inocencia.

Esta meditación te lleva a un espacio de apertura para que puedas perdonar cualquier conflicto, cualquier malestar detonado por alguna persona o situación en concreto. Te invita a descubrir que la incomodidad y el malestar es debido a la creencia de que esa situación o esa persona son la causa de tu malestar y no la situación o la persona en sí. Te acompaña a descubrir tu sentir cuando te crees tus pensamientos y te propone un escenario idéntico sin la posibilidad de tener esos pensamientos para que observes como te sientes sin tus creencias en el mismo escenario. Te lleva a cuestionarte el concepto de maldad y te lleva a descubrir que nada es grave ya que lo que aparentemente no es amor, no es real. Todo conflicto es fruto de nuestra interpretación y, por lo tanto, es inocente. Te lleva a contemplar la posibilidad de estar en paz con tus juicios, sacándoles hierro, y a decidir de nuevo a favor de la paz y de la inocencia.

8. Meditación amar el instante presente.

Esta meditación te lleva a conectar con el cuerpo y con el sentir para dejar simplemente de hacer y abrirte a permitir que la conciencia que eres bañe todo tu cuerpo físico, abrace tus pensamientos y tus emociones y se conecte con todo lo que el instante presente te ofrece. Te lleva a ahondar en el presente para que descubras como cada instante es único en sí, para que sientas la paz que siempre se está dando, ocurra lo que ocurra. Te invita a conectar con la ignorancia para poder vivir la vida sin expectativas, sin condiciones y para poder entregarte completamente a ella. Te lleva a reconocer como todo está siendo aceptado por la vida. No tienes que cambiar ni mejorar nada, no tienes que amar lo que no amas, no tienes que dejar de juzgar ya que nada de esto es grave y no es incorrecto. Desde ahí, te propone una forma de caminar en la que no hay presión sino simplemente entrega y te invita a descubrir que no eres victima de tu inconsciente ya que siempre puedes decidir observar lo que ocurre desde la neutralidad, desde una postura honesta y humilde. Al hacer ese gesto ya estás amando, ya estás aceptando, ya estás decidiendo a favor del amor.

9.Meditación para la toma de decisiones.

Esta meditación te invita a que observes tu mente dudando, sin saber lo que elegir. Te lleva a que observes la presión que te autoimpones al querer escoger correctamente y te ofrece la posibilidad de conectarte con la impermanencia de la vida, con la paz permanente que no se ve alterada por nuestras elecciones. Te invita a descubrir que estás dudando ya que tienes miedo de escoger incorrectamente y, en consecuencia, sufrir. Te abre la posibilidad de permitirte el hecho de dudar, de contemplar las distintas opciones y de darte el tiempo para que la respuesta llegue a ti cuando sea el momento. Te recuerda que nunca es errónea una elección ya que siempre hay un aprendizaje detrás. Te lleva a sentir la paz del Ser, la paz verdadera que siempre está presente, independiemten de cual sea el escenario. Por ello, te invita a gozar de tu caminar desde la ignorancia, para realmente entregarte y permitir una conexión más profunda con la vida y con tu naturaleza esencial de plenitud.

10. Meditación para enraizarte.

Esta meditación te invita a conectar con la tierra, a sentirte desde tu base. Te lleva directamente a bajar tu respiración para sentir en profundidad los pies, las piernas, la pelvis, el útero… Te lleva a extender tus raíces desde la firmeza, desde la seguridad hacia lo más profundo de la tierra y a agradecer la nutrición y el sostén que te ofrece. Te invita a conectar con la paz, la abundancia y la plenitud para que te abras a expandirte y a fundirte con el pulso vital de cada instante presente. Te descubre como la verdadera confianza nace de la conexión con la aceptación y con el amor manifestándose a través de ti y de todo.

11. Meditación para Dejar ir y abrirse a recibir.

Esta meditación te propone una visualización para que dejes ir todo lo que está en el mundo de la forma: familia, trabajo, objetos materiales, el cuerpo físico, los pensamientos, las emociones, etc. y para que descubras qué es lo que queda: un silencio vivo, una paz profunda, una esencia plena, pura y permanente. Te lleva a descubrir que no necesitas de nada externo para ser lo que ya eres.

12. Meditación para integrar la energia masculina&femenina.

Esta meditación te lleva a una relajación muy profunda para poder experimentar tu esencia femenina (receptividad, creatividad, empatía, compasión, abundancia, intuición, amor incondicional, capacidad de dar y recibir, etc.) y tu esencia masculina (acción, capacidad de respuesta, búsqueda y exploración, lógica, racional, iniciativa, impulso, etc.) Te lleva a que observes tu sentir cuando conectas con una y con la otra. Finalmente, te ofrece la experiencia de integrar ambas energías, uniendo sus atributos en perfecta armonía e invitandote a amar todas tus cualidades.

13. Meditación conexión útero y corazón.

Esta meditación te lleva a una conexión profunda con tu cuerpo y te lleva a sentir tu útero y ponerlo en contacto con tu corazón. Te invita a vincularte con ambos centros y a que te conectes con tu creatividad y con tu energia vital que reside en tu matriz y con el amor incondicional que habita en tu corazón. Te lleva a sentir tu capacidad ilimitada de amar y de crear. Te invita a sentir esta caricia interna, esta presencia íntima que te permite descubrir la unión entre tu corazón y tu útero. Abrirse plenamente al disfrute y a la escucha. Amar lo que creas y crear lo que amas.

14. Meditación para acojer la soledad y el rechazo.

Esta meditación te lleva a descubrir como detrás del sentimiento de soledad existe una búsqueda de reconocimiento, de aceptación, de apoyo y de aprobación. Al no querer mirarlo con honestedad lo tapamos y nos sentimos víctimas. Buscamos que alguien externo nos llene, nos abraze y nos diga que todo esta bien. Esta meditación te invita a la honestedad y a que sientas lo que sea que estés sintiendo sin rechazarlo. Te lleva a que te des cuenta que es el rechazo al momento presente lo que hace que experimentes esa sensación y a que descubras que esta sensación se alimenta contínuamente de creencias de separación y victimismo. La meditación te invita a que decidas acojer e incluir plenamente todo lo que estás experiementando en tu momento presente y a que descubras como, al hacer ese gesto, te llenas de ti mism@. Te anima a que te quedes contigo y a que abraces completamente lo que acontece¡, cuestionándote tus creencias sobre la falta de apoyo y la soledad. Te lleva a que sueltes toda expectativa de cómo deberían ser las situaciones o las personas y a que te vivas plenamente.